Entonces este será nuestro hogar. Y lo llamaremos … Fraser Ridge (Vídeo).


Claire:  “Durante tanto tiempo, he soñado con que tú y yo tengamos un hogar juntos. Un lugar propio”.
Jamie:  “¿Confías en mí, Claire?”
Claire:  “Con mi vida”.
Jamie:  “¿Y con tu corazón?”
Claire:  “Siempre”.
Jamie:  “Entonces este será nuestro hogar. Y lo llamaremos Ridge de Fraser”.


Claire: Fresas.

Jamie: Entonces emblema de la Clan Fraser. “Mansieur Freseliere”…
llegó a través de Francia … se apoderó de la tierras Highlands escocesas.

Jamie: Esta podría ser la tierra más hermosa que he visto en mi vida.

Jamie: Es una buena tierra, de eso no hay duda. Ahora que, la pradera de abajo sería suficiente para unos pocos animales, y … y la tierra cerca del río podría ser despejada para los cultivos.

Claire: Sé que esa mirada en tu cara, Jamie Fraser. Estás enamorado.

Jamie: Un buen hombre elegiría un camino más seguro. Y teníamos la intención de vivir en la ciudad, no aquí en el desierto sin nada. Pero lo que es sentir la necesidad de un lugar. Pero tendríamos que aceptar la oferta del gobernador Tryon y tratar con el diablo. Los dos lo sabemos.

Claire: Durante tanto tiempo… He soñado contigo y con … tener un hogar juntos, un lugar propio.

Jamie: ¿Confías en mí, Claire?

Claire: Con mi vida.

Jamie: ¿Y con tu corazón?

Claire: Siempre.

Jamie: Entonces este será nuestro hogar. Y lo llamaremos … Fraser Ridge.


Entonces este será nuestro hogar. Y lo llamaremos … Fraser Ridge.

 

Inglés antiguo

El inglés antiguo es una forma temprana del idioma inglés que se hablaba en buena parte de lo que hoy es Inglaterra y en el sur de Escocia entre los años 425 y 1125 aproximadamente. Era una lengua flexiva con mucha libertad en su sintaxis, al contrario que el inglés actual. Los escritos que han llegado hasta nuestros días representan sobre todo el registro literario del anglosajón. Pertenece a la rama del germánico occidental y está estrechamente emparentado con el frisón antiguo y, de una manera algo más distante, con el sajón antiguo, además de presentar influencias del nórdico antiguo debidas sobre todo a la convivencia —no siempre pacífica— en lo que hoy es la Gran Bretaña de anglos, jutos y sajones, por un lado, y noruegos y daneses, por otro, durante mucho tiempo.


Inglés antiguo

Hablado en Reino de Inglaterra (excluyendo los extremos sudoccidental y noroccidental), partes de la Escocia actual al sur del río Forth y zonas orientales de Gales.

Lengua muerta.


Durante los aproximadamente 700 años comprendidos en este periodo, desde las migraciones anglosajonas que dieron lugar al nacimiento de Inglaterra en el siglo V hasta algún tiempo después de la conquista normanda de 1066, cuando sufrió una transición muy importante, el idioma asimiló algunos aspectos de aquellos otros con los que entró en contacto, como las lenguas celtas y los dos dialectos del nórdico antiguo hablados por los vikingos, quienes dominaban grandes extensiones de tierras en el norte y este de Inglaterra, conocidas como Danelaw.

Orígenes germánicos
El factor más importante en la formación del inglés antiguo fue su herencia germánica en el vocabulario, sintaxis y morfología, que compartía con las lenguas emparentadas en la Europa continental. Algunos de estos rasgos eran específicos del germánico occidental, familia lingüística a la que pertenece el inglés antiguo, mientras que otras características se remontan al protogermánico del que descienden todas las lenguas germánicas.

Al igual que las otras lenguas germánicas del periodo, el inglés antiguo presenta una flexión nominal completa, con cinco casos gramaticales (nominativo, acusativo, genitivo, dativo y restos poco frecuentes del instrumental) y formas de dual para referirse a parejas (aunque sólo en los pronombres personales), además del singular y del plural. También diferencia entre géneros, sin que haya una relación necesaria con el sexo: por ejemplo, sēo sunne (el Sol) es femenino, mientras que se mōna (la Luna) es masculino (cf. alemán die Sonne y der Mond).

Influencia del nórdico antiguo

La segunda fuente más importante de préstamos en inglés antiguo fueron las lenguas escandinavas introducidas durante las invasiones vikingas de los siglos IX y X. Además de numerosos topónimos, se encuentran palabras del vocabulario básico y términos relacionados con los aspectos administrativos del Danelaw. Los vikingos hablaban nórdico antiguo, una lengua estrechamente emparentada con el inglés antiguo; esta proximidad llevó a una mezcla de dialectos que podría haber acelerado la pérdida de las terminaciones de caso en inglés antiguo. Una aparente confirmación de esta teoría es el hecho de que la simplificación de las terminaciones de caso se dio primero en el norte y en último lugar en el suroeste, la región menos afectada por la influencia vikinga. En cualquier caso, la influencia del nórdico antiguo fue profunda y a ella se deben palabras tan básicas como sky («cielo»), leg («pierna»), el pronombre they («ellos/as»), la forma verbal are («somos/sois/son») y cientos de ejemplos más.

Influencia del latín
Buena parte de la población alfabetizada (monjes, clérigos, etc.) tenía conocimientos de latín, la lingua franca de la erudición y de la diplomacia en la Europa de la época. En ocasiones es posible dar una fecha aproximada para la entrada de palabras latinas en el inglés antiguo basándose en los cambios lingüísticos que estas han experimentado, con base en lo cual se reconocen al menos tres periodos importantes de influencia latina. El primero ocurrió antes de que los sajones llegaran a la isla de Gran Bretaña desde el continente. El segundo comenzó con la conversión de los anglosajones al cristianismo, con la consiguiente llegada de religiosos que hablaban y escribían en latín. El tercer periodo, en el que se produjo la mayor influencia con diferencia, se dio tras la invasión normanda de 1066 que llevó a la adopción de un enorme número de palabras normandas, la mayoría de ellas derivadas del francés antiguo y, en última instancia, del latín, pero con un importante grupo de palabras de origen nórdico.

Influencia celta
De forma tradicional, se dice que la influencia de las lenguas celtas en el inglés ha sido pequeña, como indica el pequeño número de préstamos de origen celta que han penetrado en la lengua, especialmente al compararlo con el número de préstamos latinos y escandinavos. Sin embargo, se han señalado algunos posibles rasgos celtas en la sintaxis en el periodo posterior al inglés antiguo.

~~~~~

Lenguas celtas o célticas es el nombre por el que se conoce a un grupo de idiomas pertenecientes a la familia indoeuropea, entre los que se incluyen: el bretón, el córnico, el gaélico escocés, el galés, el irlandés, el manés, y todas aquellas lenguas muertas de esta familia que en un tiempo hablaron los pueblos celtas en Europa Central.

Dialectos
Al igual que en inglés moderno, en inglés antiguo había una gran variación lingüística, por lo que especificar un único sistema fonológico, por ejemplo, sería engañoso, ya que cada variante regional tenía el suyo. Hay también variación diacrónica, de modo que la lengua de Wessex en la época de Æthelwold de Winchester (sajón occidental tardío) presenta diferencias considerables respecto a la lengua de la corte de Alfredo el Grande (sajón occidental temprano). A pesar de esta nomenclatura, hay que destacar que el sajón occidental tardío no desciende directamente del sajón occidental temprano.

Los cuatro dialectos principales del inglés antiguo son el mercio, el northumbrio (conocidos de forma colectiva como dialectos ánglicos), el dialecto de Kent y el sajón occidental .3​ Cada uno de estos dialectos se asocia a un reino independiente. Toda Northumbria y la mayor parte de Mercia cayeron en manos vikingas durante el siglo IX, mientras que el reino de Kent y la parte de Mercia que pudo ser defendida de los ataques fueron absorbidos por el reino de Wessex.

Tras el proceso de unificación de los distintos reinos anglosajones, que tuvo lugar en 878 bajo Alfredo el Grande, se atestigua un marcado declive de la importancia de los dialectos regionales en la lengua escrita. La mayoría de los documentos que nos han llegado del periodo anglosajón están escritos en el dialecto de Wessex, el reino de Alfredo. Es probable que la consolidación del poder fuera acompañada por una estandarización de la lengua del gobierno para hacer más fácil la administración del reino, por lo que los documentos se redactaron en el dialecto sajón occidental. Durante esta época, el rey Alfredo reunió a numerosos escribas de origen mercio para poner por escrito numerosos textos.

Debido a esta centralización del poder y a las invasiones vikingas, no hay apenas testimonios escritos que ilustren el desarrollo del resto de dialectos tras la unificación. El inglés británico estándar moderno o Received Pronunciation no es descendiente directo del sajón occidental tardío, sino de algún dialecto mercio, ya sea oriental o suroriental.

Ortografía

En un principio, el inglés antiguo se escribía con runas (futhorc anglosajón) pero pasó a emplear la caligrafía semiuncial del alfabeto latino, introducida por misioneros cristianos irlandeses. A su vez, esta fue reemplazada por la caligrafía insular, una versión cursiva de la escritura semiuncial que se empleó hasta finales del siglo XII, cuando fue sistituida por la minúscula carolingia.

El alfabeto rúnico que se empleaba para escribir en inglés antiguo antes de la introducción del alfabeto latino.

La letra yogh se tomó del irlandés. La letra ðæt < ð > (llamada eth o edh en inglés moderno) es una modificación del latín < d >, mientras que las letras rúnicas thorn y wynn se tomaron del futhorc. Existía además un símbolo para la conjunción and, similar al número siete (< ⁊ >, una nota tironiana), otro para el pronombre relativo þæt, un thorn con una barra transversal en el asta ascendente (< OE thaet.png >). De forma esporádica se encuentran macrones sobre las vocales para señalar que son largas y abreviaturas que indican que sigue una m o una n.

La piedra de Rök estela rúnica medieval.

Trajes de Highland

Trajes de Highland – Fecha de publicación 1880 (Escocia, Inverness)

Gaita (Bagpipes), Libros Gaelic, Kilt, Bufandas, Sporrans, Manguera de Kilt, Chalecos, Kilt, Chaquetas, Tartan Trews, Capo escocés, Mantas con cinturón, Cinturones, Hebillas, Claymores, Zapatos Highland, Skean Dhus (una daga usada en la media como parte del atuendo de Highland)

~~~~~~~~~~~~~~~~
Suministrado a pedido y despachado cuidadosamente a todas partes del mundo por
John Murdoch.
Oficina de Highlander
76 a 82 Castle Street, Inverness


Gaita (Bagpipes)


 Libros Gaelic


 

Kilt


Sporrans


Trews son prendas de vestir masculinas para las piernas y la parte inferior del abdomen, una forma tradicional de los pantalones de tartán del vestido escocés Highland.


Claymore

Una espada ancha de dos filos utilizada por Scottish Highlanders.


Skean Dhus – Una daga usada en la media como parte del atuendo de Highland.

Los arqueólogos descubren un “tesoro escondido” de artefactos en el “Fuerte Pictish:

NE Scotland, Orkney & Shetland – 30 de mayo de 2018

Se descubrió un “tesoro escondido” de artefactos pictos en los restos de un antiguo fuerte en la costa de Moray.

Se cree que el edificio cerca de Burghhead fue destruido por un incendio en el siglo X cuando los vikingos invadieron.

Deletreó el final de la vida de los pictos en el área, pero el incendio conservó material que normalmente se habría podrido hace cientos de años.

Además de una compleja capa de tablones de roble en una pared, los arqueólogos han descubierto joyas y huesos de animales.

Muchos de sus descubrimientos se realizaron durante la excavación de lo que era esencialmente el cubo de basura de los pictos.

Pero están ayudando a arrojar nueva luz sobre la vida cotidiana de los habitantes del fuerte, incluida su dieta.

El equipo de arqueólogos de la Universidad de Aberdeen comenzó su excavación del sitio en 2015, cuando descubrieron una casa de moneda Pictish y monedas anglosajonas de la época de Alfred el Grande.

Liderados por el Dr. Gordon Noble, el jefe de arqueología de la universidad, regresaron al sitio en abril.

Poco trabajo arqueológico se ha llevado a cabo en el sitio anteriormente, ya que los expertos creían que se había perdido algo de valor.

El Dr. Noble dijo: “Pero cuando comenzamos a excavar, descubrimos que aunque la destrucción del fuerte en el siglo X puede no haber sido una buena noticia para los pictos, el hecho de que gran parte fue incendiada es una verdadera ventaja para los arqueólogos. .

“Hemos descubierto que la compleja capa de tablones de roble colocada en la pared se quemó ver las piezas y que la carbonización resultante realmente la ha conservado con sorprendente detalle cuando, por lo general, ya no se pudriría hasta la nada”.

El nivel de preservación ha permitido a los arqueólogos tomar muestras para la datación por carbono, lo que debería proporcionar nuevos conocimientos sobre el período en que se construyó la fortaleza, su construcción y su destrucción final.

“Los pictos fueron una gran influencia en el norte de Escocia, pero debido a que no dejaron registros escritos, la arqueología es esencial para proporcionar respuestas con respecto a sus vidas, influencia y cultura”, agregó el Dr. Noble.

“Si bien se sabe desde hace mucho tiempo que Burghead era un lugar muy importante, también se asumió que su valor arqueológico se había perdido en gran parte debido a la destrucción causada por la construcción de la ciudad moderna.

“Nuestro trabajo hasta el momento ha demostrado que este no es el caso. En cambio, estamos comenzando a crear una imagen de los recursos de Pictish en este sitio en una escala que nunca antes habíamos encontrado evidencia”.

Las agujas intrincadas para el pelo y el vestido, incluida una con un diseño detallado de zarzas, también se encuentran entre los artículos que se encuentran en las “capas de basura”.

“Estamos cavando en lo que es esencialmente el área donde los pictos arrojaron su basura, pero esta colección de productos de desecho de su vida cotidiana es un tesoro para los arqueólogos”, dijo el Dr. Noble.

“Lo que es emocionante es el nivel de preservación aquí. Hemos encontrado huesos de animales que raramente sobreviven en Escocia continental debido a la tierra ácida. Ya estamos obteniendo información muy buena sobre lo que la gente comía dentro del fuerte y esperamos extraer un nivel de información que no hemos tenido para los sitios de Pictish antes “.

Pero los arqueólogos se enfrentan a una batalla contra la naturaleza para excavar el sitio, antes de que sea víctima del mar.

El Dr. Noble dijo: “La erosión costera se está convirtiendo en un problema real en el sitio y en el último siglo han desaparecido metros de costa.

“La pared de madera que encontramos está solo a uno y medio metros de la cara de la erosión.

“Esperamos regresar el próximo año para rescatar todo lo que podamos antes de que caiga al mar”.

Picts – (‘Picti’ significa ‘Pintados’ -Escocia)

Picts

‘Picti’ significa ‘Pintados’

El período picto 

Conocido como ‘Picti’ por los romanos, que significa ‘Pintados’ en latín, estas tribus del norte constituyeron el reino más grande en la Edad Oscura de Escocia. Rechazaron las conquistas de ambos romanos y anglos, creando una verdadera división norte-sur en las Islas Británicas, solo para desaparecer de la historia hacia el final del primer milenio, tragados enteros por la historia de otro grupo, los Gael. Juntos crearon el Reino de Alba.

El origen de los pictos se puede encontrar en la sociedad tribal de la Edad del Hierro. Su sociedad era jerárquica, con una élite guerrera y una clase agrícola inferior. Vivieron en Escocia, al norte de los ríos Forth y Clyde, entre los siglos IV y IX, con una presencia particularmente fuerte en lo que ahora es Aberdeenshire.

Sir Walter Scott escribió esto:

El nombre de las personas anteriores ha causado mucha, pero aparentemente innecesaria, especulación. Los pictos parecen haber sido esa raza de británicos libres más allá de la muralla romana que conservaron el hábito de teñir el cuerpo cuando iban a la batalla, y fueron llamados por los romanos y colonos romanos los hombres pintados, un nombre que, al principio se aplicaba a un particular tribus, reemplazado por fin el antiguo nombre nacional de los Caledonios. Estas personas habitaban las costas orientales de Escocia, tan al sur como el estuario de Forth, y tan al norte como la isla se extendía. Claudin demuestra que estos nativos en realidad siguieron la costumbre de pintar sus cuerpos, como lo implica la expresión “nee falso nomine Pictos ni falsamente denominados los pictos”. No cabe duda de que, aunque descendientes de los antiguos caledonios británicos, y por lo tanto celtas por origen, los pictos se mezclaron con los colonos del norte, de nombre, ascendencia y lengua gótica. Los hábitos erráticos de los escandinavos hacen que esto sea muy probable.

Los escoceses, por otro lado, eran de origen irlandés; porque, para la gran confusión de la historia antigua, los habitantes de Irlanda, aquellos al menos de la casta conquistadora y predominante, se llamaban escoceses. Una colonia de estos escoceses irlandeses, distinguidos con el nombre de Dalriads o Dalreudini, nativos del Ulster, había intentado temprano un asentamiento en la costa de Argyleshire: finalmente se establecieron allí bajo Fergus, el hijo de Eric, hacia el año 503, y , reclutados por las colonias del Ulster, continuaron multiplicándose y aumentando hasta que formaron una nación que ocupó el lado occidental de Escocia.

Los Gaels (escoceses) y a los Pictos -se estaba refiriendo a dos de los cinco pueblos y sus culturas- que habitaron norte-sur Escocia durante los primeros siglos de nuestra era; aproximadamente entre los siglos 5 al 10 de nuestra era. Los otros tres fueron los británicos, los anglos y los vikingos.

Al hablar de los escoceses que habitaron las Escocia durante los primeros siglos de nuestra era, los historiadores en realidad se refieren a los  ‘Gaels’ del reino Dál Riata que entraron y habitaron la costa occidental de Escocia alrededor del 400 DC.


A menudo se dice que los Pictos se han tatuado a sí mismos, pero la evidencia de esto es limitada. Las representaciones naturalistas de nobles Pictos, cazadores y guerreros, hombres y mujeres, sin tatuajes obvios, se encuentran en piedras monumentales. Estas piedras incluyen inscripciones en latín y ogham, y no todas han sido descifradas. Los bien conocidos símbolos Pictos que se encuentran en las rocas y otros artefactos han desafiado los intentos de traducción a lo largo de los siglos. El arte de Pictish se puede clasificar como “céltico” (un término no acuñado hasta los años 1850), y más tarde como insular.

Piedra picto
Una piedra picta es un tipo de estela monumental, generalmente tallada o grabada con símbolos o diseños. Algunos tienen inscripciones ogham. Ubicadas en Escocia, principalmente al norte de la línea Clyde-Forth y en el lado este del país, estas piedras son la evidencia más visible de los pictos y se cree que datan del siglo 6 al 9, un período durante el cual los pictos se cristianizaron.

Las primeras piedras no tienen paralelismos con el resto de las Islas Británicas, pero las formas posteriores son variaciones dentro de una tradición insular más amplia de piedras monumentales como las cruces altas. Cerca de 350 objetos clasificados como piedras pictas han sobrevivido, los primeros ejemplos de los cuales sostienen con mucho el mayor número de ejemplos sobrevivientes de los misteriosos símbolos pictos, que han intrigado por largo tiempo a los estudiosos.


Sociedad

Las fuentes arqueológicas nos dan evidencia de la cultura material de los pictos, donde vemos una sociedad no muy diferente ni de sus vecinos gaélicos y bretones ni de los anglosajones del sur. Aunque puede servir de mucho utilizar la analogía y el conocimiento de otras sociedades celtas, estos se extendieron por un área muy grande, por lo que basarse por ejemplo en los galos pre-romanos o en la Irlanda del siglo XIII como fuente para estudiar la sociedad picta del siglo IV puede dar como resultado equivocaciones o malas interpretaciones.

Como pasa con la mayoría de los pueblos del norte de Europa en la Antigüedad, los pictos eran granjeros que vivían en pequeñas comunidades que vivían de la agricultura y sobre todo de la ganadería: los vacunos y los caballos se consideraban un signo principal de riqueza y prestigio y había gran cantidad de ovejas y cerdos. Los topónimos sugieren que la transhumancia era una práctica común. Los animales en general eran pequeños para los estándares posteriores, pero los mejoraron al contactar con otros pueblos: los caballos de Gran Bretaña se importaban a Escocia e Irlanda para cruzarlos con los nativos y acrecentar su tamaño. De fuentes irlandesas nos ha llegado que la élite solía competir en cría de ganado por el tamaño de las reses y no hay razón para no pensar que los pictos hicieran lo mismo, tallados en madera muestran caza con perros, y también, a diferencia de irlanda, con halcones. La economía pastoral de la zona muestra que pieles y cuero había en abundancia. La lana era la principal fuente de fibras para la ropa, y el Lino textil también era común, aunque no esta claro si lo cultivaban para las fibras, el aceite, o la comida. La importancia de los animales domesticados sugiere que la carne y los derivados de la leche fueron una parte importante en la dieta de las personas comunes, a diferencia de la élite que hubiera comido una dieta rica en carnes provenientes de la caza y el pastoreo.


Skara Brae

Uno de los descubrimientos más notables de la arqueología moderna: en 1850 una violenta tormenta devastó la Bahía de Skaill en las Islas Orcadas al noreste de la parte continental de Escocia, revelando la aldea neolítica de Skara Brae enterrada bajo las dunas de arena. Es el pueblo neolítico mejor conservado en el norte de Europa y nos ofrece una ventana única en la vida de los agricultores que vivieron allí entre los años 3,200 y 2,500 aC

La notable supervivencia de Skara Brae a través de las edades es gracias al diseño de los constructores originales que enterraron las losas de piedra hasta el nivel del techo en tierra arcillosa y material de desecho para proporcionar aislamiento y protección contra los elementos.

Una comunidad tan unida y comunal era inusual en estas comunidades agrícolas tempranas, siendo preferidas las granjas individuales, pero Skara Brae parece haber sido una comunidad muy cercana con poco espacio para los inconformistas. Cada casa tiene el mismo diseño para aproximadamente un espacio habitable de tamaño familiar (alrededor de 40 metros cuadrados).

El acceso a las casas se logra a través de una pequeña entrada que habría sido bloqueada por una losa de piedra y posiblemente también con barrotes. Esto muestra que la seguridad era importante para los habitantes, pero que la privacidad de la unidad familiar también era muy importante. El diseño de Skara Brae, aunque está muy orientado hacia un asentamiento comunitario, hace que este tipo de privacidad sea posible.

Frente a las puertas, grandes tocadores de piedra están todavía intactos, donde se pueden exhibir objetos de importancia, pero también se han encontrado espacios secretos debajo del tocador de piedra para aquellos objetos que las familias estaban menos dispuestas a exhibir. A cada lado del espacio habitable había camas de piedra, que habrían estado llenas de helechos y brezos, y cubiertas con pieles de animales.

Los aldeanos eran granjeros, criaban ganado grande y ovejas y cultivaban un poco de cebada. Su dieta contenía muchos alimentos que serían considerados como lujos hoy en día. Venado de ciervo importado a las Islas Orcadas. Carne y huevos de aves marinas como el Gran Auk. Ostras, cangrejos, berberechos y mejillones, así como bacalao gigante y carbonero del mar. Extrañamente, no se descubrió ningún equipo de pesca cuando se excavó la aldea, pero los tanques herméticos en el piso de cada casa probablemente fueron diseñados para sostener lapas para el cebo de los peces.

Justo afuera del complejo de casas, un taller se sostiene por sí mismo donde el chert, un sustituto local del sílex, se convirtió en herramientas de piedra. Además, la piedra pómez volcánica, arrojada en las playas de Orkney desde Islandia, se utilizó para dar forma a las herramientas de hueso. En los años buenos, vivieron bien con un poco de tiempo libre; y crearon obras de arte como collares de hueso y misteriosas bolas de piedra talladas en roca volcánica dura.

Muy pocos otros signos de asentamiento de finales del Neolítico permanecen para nosotros, probablemente debido a su construcción en madera, pero los habitantes de Orkney, que dependen de la piedra para la construcción, nos han dejado una valiosa puerta a su mundo.

En algún momento alrededor del 2,500 aC, Skara Brae fue abandonada. Las razones existentes se han perdido en el tiempo, sin embargo, una explicación plausible es que la comunidad se volvió insostenible después de que el clima empeoró.

En 1999, Skara Brae (junto con otros sitios de las Islas Orcadas, Maes Howe y el Anillo de Brodgar) fueron designados como Patrimonio de la Humanidad.


Crannogs – En lagos alrededor de toda Escocia se pueden encontrar cientos de restos de crannogs especialmente en las Highlands.

Muchos lagos escoceses están llenos de pequeñas islas llenas de árboles, asomando la cabeza justo por encima de la línea de flotación. Lo que la mayoría de las personas no se dan cuenta es que a menudo son islas artificiales, y alguna vez contenían viviendas espectaculares de la Edad del Hierro. Las casas de madera con techo de paja se apoyaban en enormes pilas de madera hundidas en el lecho del lago. El agua circundante era la defensa de los habitantes.

Hay más de 600 crannogs reconocidos en Escocia. Algunos, como Eilean Dòmhnuill en Loch Olabhat en North Uist, se cree que datan del Neolítico. Más comúnmente, los crannogs típicamente datan de la Edad del Hierro.

Los Crannogs fueron probablemente los centros de las prósperas granjas de la Edad del Hierro, donde la gente vivía en un lugar fácilmente defendido para protegerse a sí mismos y proteger a su ganado de los atracadores que pasaban.

El asentamiento consistiría en una casa de campo, con ganado y cultivos atendidos en los campos cercanos, y ovejas en los pastizales de las colinas. Los bosques locales habrían atendido la casa con frutas, avellanas, repollo silvestre y medicinas, así como con jabalíes y otros animales del bosque adecuados para la caza.

Desde 1980 los arqueólogos han explorado las aguas de Loch Tay en busca de crannogs y han excavado uno en Oakbank, cerca de la aldea de Fearnan. Fue un descubrimiento notable. Conservado en el frío del lago, las aguas de turba eran maderas estructurales, comida, utensilios y ropa de 2600 años. Incluso descubrieron un plato de mantequilla con mantequilla que todavía se aferraba al interior de la misma, un poco más allá de su fecha de caducidad.

En 1994, arqueólogos experimentales de la Fundación Escocesa para la Arqueología Subacuática comenzaron a descubrir los secretos de los constructores de craneos de la Edad de Hierro cuando se dispusieron a reconstruir un crannog en Loch Tay usando exactamente el mismo material que el original en Oakbank.

La reconstrucción en Kenmore implicó la construcción de una casa de máquinas con techo de paja sobre una plataforma de madera de 15 m de ancho, que estaba conectada a la orilla por una calzada de madera de 20 m de largo. Toda la estructura es compatible con 168 pilas de madera.

La madera era obviamente el material de construcción más importante para los constructores de crampones. Para proporcionar todas las variedades de madera requeridas, los agricultores de la Edad del Hierro deben haber manejado cuidadosamente sus bosques. Habrían sido hábiles trabajadores de la madera y habrían comprendido las diferentes propiedades de las especies arbóreas para todo, desde soportes estructurales hasta la fabricación de cuencos para cocinar.

Se requiere una habilidad considerable para construir un crannog. Para comenzar, se deben haber utilizado balsas y botes, así como andamios de madera construidos en el lago. La primera etapa fue crear una isla artificial con pilas de madera. Los alisos, de 8-10 m de largo, se usaron para las pilas. Flotantes sobre el agua, las pilas de aliso habrían sido fáciles de maniobrar en la superficie del agua, pero muy difíciles y tediosas para tirar de la vertical.

Una de las tareas más desafiantes que enfrentaron los arqueólogos fue cómo conducir las pilas de alisos hasta 2 m en el lochbed usando solo la tecnología Iron Age.

Un palo cruzado habría sido amarrado a la pila vertical y torcido hacia adelante y hacia atrás para crear el impulso suficiente para conducirlo dos metros en la cama del lago. Se ha estimado que los constructores de la Edad de Hierro habrían tardado 12 días en levantar y asegurar las 168 pilas necesarias.

Una vez que las pilas fueron conducidas, la plataforma y la rotonda del crannog podían ser unidas, fijadas y atadas a la estructura. Se usaron postes redondos de madera para el piso y para formar la estructura de la casa de máquinas. Su techo estaba cubierto de paja con juncos del lago, con sus paredes circundantes hechas de cientos de tallos de avellana flexibles entrelazados.


Brochs se asocian popularmente con los Pictos. Aunque estos fueron construidos antes en la Edad de Hierro, con la construcción terminando alrededor del año 100 DC, permanecieron en uso dentro y más allá del período Picto.

Igual que los crannogs, los brochs son edificios redondos con dos capas de paredes de piedra unidos con planchas de metal.  Tenían solo una entrada y no tenían ventanas.  Se calcula que hay unos 500 brochs en Escocia principalmente en áreas del norte en la Islas Orcadas y en el oeste en las Islas Hébridas.

Se especula que los primeros brochs fueron construidos alrededor de 200AC en las Islas Orcadas (ver mapa, arriba) durante la Edad de Hierro y que fueron construidos como refugios para protección en tiempos de peligro.


Los Pictos sobrevivieron como un pueblo distinto hasta principios del siglo X. Sin embargo, no hay constancia de que se hayan extinguido o se hayan mudado a otro lugar. Es muy probable que los Pictos simplemente se convirtieran en la población más grande dentro de la nación multiétnica en desarrollo de Scotti, Pictos, británicos y anglos que ahora llamamos Escocia.


Tierra de montañas y diluvios…

Escocia

Y sus habitantes, musculosos, vigorosos, indómitos, raza impulsiva, firme en su amistad y lealtad e implacable pero generosa en su enemistad.

Sir Walter Scott

La boda – Feliz aniversario de “La boda” episode “1×07” (Vídeo)

Jamie: Su sirviente, señora.
Claire: No puedo casarme contigo. Ni siquiera sé tu nombre real.
Jamie: Es Fraser. James Alexander Malcolm MacKenzie Fraser.
Claire: Claire Elizabeth Beauchamp.


Claire Elizabeth Beauchamp

Al estirarlo sobre la cama, resultó ser un traje de satén color crema, bastante escotado. El corpiño se abrochaba con decenas de minúsculos botones forrados en satén  y  con  una  flor  de  lis  dorada  bordada  en  cada  uno.  El  escote  y  las  mangas acampanadas estaban adornados con encaje, al igual que la sobrefalda de terciopelo marrón oscuro. El posadero estaba casi oculto detrás del montón de enaguas que acarreaba. Sólo sus patillas asomaban detrás de las capas de tul. Observé la mancha de oporto en mi falda de sarga gris y la vanidad ganó la batalla.

Ya que iba a casarme, no quería parecer la harapienta del pueblo.

Al cabo de un breve rapto de frenética actividad en el que desempeñé el papel de maniquí mientras los demás corrían de un lado a otro con encargos, críticas y tropiezos, el producto final quedó terminado; el último toque lo dieron las margaritas blancas y rosas amarillas en el pelo y los latidos de mi corazón resonando con fuerza debajo del corpiño.

El vestido no me quedaba perfecto y estaba impregnado del olor de su dueña anterior, pero el  satén  era  pesado  y  caía  con  elegancia  alrededor  de  mis  pies,  encima  de  las  capas  de enaguas. Me sentía principesca y muy guapa.

James Alexander Malcolm MacKenzie Fraser

Un escocés vestido de gala es impresionante, aunque se trate de un escocés viejo, feo y ceñudo. Un joven escocés alto, erguido y apuesto, a quemarropa, deja sin aliento a cualquiera. El espeso cabello de color rojizo estaba bien peinado y brillaba sobre el cuello de una fina camisa de pechera, mangas acampanadas y puños de encaje que combinaban con la chorrera almidonada y adornada con un broche de rubí.

La capa escocesa roja y negra destacaba entre el tartán verde y blanco más sobrio de los MacKenzie. La tela de lana, prendida con un broche circular de plata, le caía del hombro  derecho  con  elegancia  y  pasaba  junto  al  cinto  tachonado  de  plata  antes  de continuar hasta las pantorrillas enfundadas en medias de lana y detenerse poco antes de las botas negras con hebillas de plata. La espada, la daga y el morral de tejón completaban el conjunto.

Más de un metro ochenta de alto, fornido y atractivo, no se parecía en mucho al desaliñado jinete al que estaba acostumbrada… y él lo sabía.

 

Claire: ¿Dónde aprendiste a besar así?
Jamie: Dije que era virgen… no un monje.


 


Loch Rannoch, Scotland
Loch Rannoch -East Dunbartonshire Council – Scotland (Artwork)
Loch Rannoch – Derby Museums Trust, Scotland (Artwork)

 

Dál Riata

Dál Riata fue un reino escoto existente en el norte de Irlanda y la costa oeste de Escocia desde finales del siglo V hasta mediados del IX. El último rey de Dalriada, Kenneth MacAlpin consiguió unificar su reino con el de Fortriu de los vecinos pictos dando lugar al reino que sería conocido a partir de entonces como Alba o Escocia.

Actualmente hay serias discusiones sobre si los dalriadanos llegaron realmente de Irlanda a finales del siglo V o comienzos del VI. Extensos trabajos arqueológicos han fallado al tratar de probar que durante esa época se produjo una migración a gran escala desde el norte de Irlanda al oeste de Escocia. Las evidencias arqueológicas parecen demostrar por el contrario, que durante esa época hubo una continuidad en la población que habitaba la región. Por ello, algunos expertos creen que los dalriadanos eran en realidad los habitantes indígenas de Escocia occidental, y que tal vez pudieron ser descendientes de la tribu de los Epidii, que mencionaron los romanos. Sea o no cierta la leyenda sobre la invasión de Escocia, existe una ligazón lingüística incuestionable entre los dalriadanos y los irlandeses, ya que el gaélico escocés, idioma derivado de la lengua de los dalriadanos está estrechamente emparentado con el gaélico irlandés.

El rey Áedán Mc Gabrián, que reinó entre el 574 y el 608 aproximadamente, construyó una poderosa armada naval y llevó a cabo una expansiva política guerrera que le llevó a saquear la Isla de Man y las Órcadas. En tierra tuvo menos éxito, siendo derrotado en la batalla de Degsastan en 603 contra los anglos. En 637 el poder de Dalriada en el Ulster disminuyó notablemente tras su derrota ante los O’Neill en 637 en la Batalla de Mag Rath.

Después de esas derrotas los dalriadanos se concentraron en sus tierras de Escocia, aunque conservaron una porción de territorio en Irlanda. Sus rivales eran los pictos al noreste y los anglos del reino de Bernicia al este. Por el sur su reino limitaba con el Reino de Strathclyde, un reino britano. La colina de Dunadd, en Argyll, fue probablemente la sede los reyes de Dalriada. Desde sus dominios de Argyll, los dalriadanos se extendieron por el condado de Perth, luego por el Lothian y más tarde hacia el norte por Mur y las Highlands. Esta expansión les pondría en conflicto con la población caledonia nativa, los pictos. Las largas luchas y guerras entre ambos pueblos concluirían varios siglos más tarde cuando pictos y dalriadanos (escoceses) se amalgamarían en una única nación.

Dalriada se encontraba dividido en tres señoríos denominados cenel con un cuarto que se le añadió más tarde:

  1. El Cenél nGabráin — en Kintyre
  2. El Cenél Loairne — en Lorne
  3. El Cenél n-Oengusa — en Islay y Jura
  4. El Cenél Comgall — en Cowaly Bute, una adición posterior.

El final del reino es confuso. Al parecer Dalriada fue conquistada por el reino picto y ambos pueblos, pictos y dalriadanos acabaron amalgamándose. Sin embargo y paradójicamente, parece ser que los dalriadanos aculturizaron a los pictos y no viceversa, ya que el idioma gaélico escocés se extendió por el antiguo territorio picto, igual que el cristianismo, ya que los dalriadanos fueron los que introdujeron esta religión procedente de Irlanda en Escocia. Kenneth MacAlpin, un dalriadano, fue el primer rey de los pictos y escotos, reinando desde 840 a 857. Su reino se denominó Alba (nombre en gaélico utilizado para Gran Bretaña) o Escocia, nombre derivado de los escotos. Los ataques vikingos contra Escocia durante el siglo X cortaron las comunicaciones marinas entre Irlanda y Escocia rompiendo definitivamente los lazos entre los territorios irlandeses de Dalriada y los propiamente escoceses. Los territorios irlandeses de Dalriada formaron un nuevo reino denominado Ulidia.